Rio Chícamo

 

Lo que iba a ser tan solo una ruta bordeando run rio se convirtío en un precioso y refrescante recorrido.

En las áridas tierras al Norte de Abanilla surge brotando del mismo suelo el río Chícamo, un regalo para los campos y huertas de Mahoya y Abanilla.

Nace bajo la cara Sur de la sierra del Cantón, a 320 metros de altitud y pronto nos depara otra impresionante sorpresa al encajonarse en el estrecho del Cajer, desfiladero de conglomerados calcáreos que ya los árabes supieron aprovechar para construir canales colgantes tallados sobre la misma roca.

El paisaje dentro del cauce del Chícamo es árido, pero el color de sus tierras contrasta frecuentemente con el verdor de los bosquecillos de taray y palmeras. El por ello que a esta tierra se le ha llamado desde antiguo `La Palestina muciana´.

Flanqueado por los picos del Agudo y el Zulún de la Sierra de Abanilla, este río desciende siempre encajonado, unas veces seco, otras arrastrando caudalosos ríos colorados de las eventuales lluvias torrenciales.

A los 10 km de haber nacido, el río Chícamo pasa por La Hurta y Mahoya junto a Abanilla y riega la tierra rica en frutales. Este es el tramo de río que os proponemos descender, aunque otros 20 km más le restan de cauce agonizante, perdido entre la huerta del Bajo Segura, tras la sierra de Orihuela, donde cambia de nombre para llamarse rambla de Abanilla.

Río Chícamo, Abanilla

Antiguamente su cauce desembocaría en el río Segura, al pasar entre Redován y Orihuela, pero en la actualidad se pierde entre la llana huerta que rodea las moles rocosas de la sierra de la Muela y la Sierra de Callosa.

Ruta wikiloc aquí

Descargar track aquí

 

Y aquí os podeis hacer una idea mejor con un vídeo un tanto más familiar pero refleja los caminos que andareis.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *