Siguiendo la dinámica del club y cuando hace calor os presentamos otra ruta de sombra y agua.

Imprescindible calzado para andar por encima de las piedras del lecho del río (mejor viejo) ropa fresca y una muda completa por si acaso.

Fecha Julio, salimos del mesón los Jumillanos a las 8 am.

Dificultad fácil

Tiempo aproximado 2 horas

2 km,

Guías del ruta Juan José y Moisés

Los socios no pagan.

Los no socios 2€

Si no dispones de seguro se te gestionará uno del día 3€

imprescindible apuntarse 

Para la comunicación de esta comarca con la Sierra de Segura y Andalucía, sobre el río Mundo se han sucedido varios puentes en las inmediaciones de Isso. Los que hoy todavía se conservan han sido tradicionalmente conocidos como “puentes romanos”, aunque hoy sabemos que su construcción es bastante más moderna. Es posible, no obstante, que en el lugar existiera algún puente construido por los romanos del que solo ha quedado su nombre gracias a la tradición oral.

En la relación enviada a Felipe II en 1576 “dijeron que en los términos de esta villa de Hellín solamente hay una puente en el río el Mundo…que está a la parte de poniente, y cerca de la dicha puente hay un molino con dos ruedas y más arriba de la dicha puente hay una presa donde se riegan hasta cien taullas de tierra, que se entiende que serán veinticinco fanegas de sembradura, y que esta presa hará que se hizo de dos años a esta parte, y que el dicho molino y presa es propiedad de un vecino particular de la dicha villa, que se dice Juan de Murcia de Vera.”

De aquel puente serían los restos situados a un kilómetro aguas abajo del actual trazado de la carretera y frente a las ruinas del Molino Falcón, hasta donde llega el camino desde Isso y cuando cruzaba el río se bifurcaba en los dos sentidos de la margen derecha, a la que está unido el único arco que hoy se conserva.

El puente que está a doscientos metros aguas arriba de aquel tiene dos grandes ojos y un tercero menor, que queda al margen del caudal, quizás de reserva para las épocas de crecida. Su longitud aproximada es de 35 metros y su anchura de 4 metros. Los arcos de mayores dimensiones son de medio punto con 36 dovelas visibles sobre el limo del río. No hay un zócalo a la vista. La construcción es cantería con sillares de piedra biocalcarenita, muy usada en esta comarca. Entre los dos huecos mayores hay dos tajamares, uno a cada lado. Estos elementos, que defienden la obra de la corriente del río, hacen pensar que este puente es del siglo XVIIII. La calzada sobre el puente esta protegida por pretiles. El pavimento es de cantos rodados y argamasa. En el lado sur se descubrieron unas losas propias de las calzadas romanas. Es el tramo del camino que continuaba hasta el primer puente.

Este segundo puente estuvo en servicio hasta el trazado de la carretera actual en la década de 1860. Entonces se construye un nuevo puente sobre el río, que es igual al que esta carretera conserva en uso sobre la rambla del Pepino, junto a Isso. Las grandes diferencias respecto al segundo son las características propias de otras construcciones coetáneas. Los arcos son escarzanos en lugar de medio punto y la piedra de los sillares es arenisca, menos resistente, pero más fácil de tallar. También este puente está en desuso desde la construcción del último a finales del siglo XX. Este conjunto de cuatro puentes es un testimonio de la evolución de estas obras en los últimos cinco siglos.

Junto al segundo puente más antiguo hay una zona acondicionada para el ocio y donde se ha favorecido la reforestación hasta ser uno de los pocos retazos de bosque de galería en este tramo del río Mundo.